El jefe de Gobierno de CABA, Horacio Rodríguez Larreta, tentó a Miguel del Sel a ser candidato a diputado por la provincia de Santa Fe. El alcalde porteño sigue mirando al 2023 y ajusta su armado electoral, al que está llevando a cabo en el Conurbano con hombres como Diego Santilli, Néstor Grindetti y Diego Kravetz.

Sin embargo, Del Sel tiene un escollo porque pesa sobre el humorista una condena firme por corrupción electoral. De hecho, cuando quiso apelarla, en marzo pasado, la Corte Suprema de Justicia de la Nación ratificó dicha condena por desmanejo de fondos partidarios del PRO en esa provincia. Debería ser un escándalo pero no lo será...

Si bien la condena lo habilita por seis meses y ese tiempo ya pasó, no dejá de sorprender que una fuerza que pretende "luchar contra la corrupción" vaya con un dirigente condenado por prácticas corruptas. El PRO tuvo denuncias por manejos fraudulentos en muchas provincias.

De hecho, avanza en Buenos Aires una denuncia similar contra María Eugenia Vidal a partir de una investigación que reveló que el PRO bonaerense tenía aportantes truchos. Es decir, registraban a personas pobres como aportantes millonarios de esa fuerza política.