En una conferencia caliente, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dejó muchos títulos picantes. Cuestionó al gobierno nacional por las medidas adoptadas, aseguró que él no hubiera hecho nada nuevo contra la segunda ola, afirmó que irá a la justicia por las clases presenciales y reconoció que no pudo comprar vacunas. 

“El Gobierno tomó las medidas sin consultarnos; es inexplicable”, afirmó. Y dijo que esperaba retomar el diálogo: “Le pido al Presidente si nos podemos reunir hoy mismo”. Según Larreta, su gobierno no hubiera tomado nuevas medidas a pesar de la explosión de casos, sobre todo, en Capital Federal. La jurisdicción que encabeza Larreta encabeza todos las estadísticas nacionales referidas a contagios y muertes. ¿No hubiera hecho nada?

Además, anunció: “Vamos a presentar un amparo ante la Corte Suprema de Justicia”. Larreta dijo que su plan era hacer todo lo que estuviera a su alcance “para garantizar las clases de los chicos”. Igualmente reconoció que lo establecido por Alberto Fernández "tiene fuerza de ley” y “hay que cumplirlo”.

Por último, Larreta reconoció que su gobierno hizo gestiones para comprar vacunas por su lado, pero no tuvo ningún éxito. "No pudimos comprar", afirmó. De esta manera, CABA seguirá dependiendo de las compras masivas que haga el Gobierno nacional.