El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, salió a buscar el voto de los sectores más reaccionarios y tras el crimen del kiosquero en Ramos Mejía salieron a pedir mano dura. "Un chico puede votar a los 16 pero no es punible”, apuntó desconociendo que un adolescente de esa edad puede ser penalizado por la legislación actual.

En este contexto, Larreta pidió “un régimen penal juvenil especial”. En su opinión, “un chico puede votar a los 16 pero no es punible”. “Capaz no lo es de la misma manera que un adulto pero eso no quiere decir que no tenga que ser punible”, agregó.

Sin embargo, dicha normativa ya existe y se aplica en el país y en su propio distrito. Se trata del Régimen de Penal de Minoridad que, por ley 22.278, dictó el último gobierno de facto, según consignó Página 12. Esa legislación declara la no punibilidad de menores de 18 años pero establece un sistema tutelar que, sobre pretexto de medidas proteccionales, permite que los adolescentes que cometen delitos sean privados de su libertad.

Para Rodríguez Larreta, la cuestión “tiene que ver con la educación pero con que haya instituciones, con los temas sociales, con que hay menores que matan gente. Hoy un chico puede votar a los 16 pero no es punible, ahí hay una contradicción. No puede ser que no sea punible”.