A través de una carta pública, los organismos de derechos humanos repudiaron "el violento accionar del Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y la ministra de Educación, Soledad Acuña, quienes presentaron una denuncia penal contra docentes de la Unión de Trabajadores de la Educación por defender sus derechos. En un momento tan difícil para toda la sociedad, lejos de ocuparse de los temas urgentes de la Ciudad, el jefe de Gobierno y la ministra se dedican a atacar a quienes enseñan y sostienen una educación pública desde abajo." 

En ese sentido, afirmaron que el hecho "se enmarca en la política de persecución que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sostiene de manera sistemática contra docentes organizados, así como también de vaciamiento de la educación pública."

Por último, recordaron que "el pueblo ya ha dicho nunca más al uso del Poder Judicial para la persecución y disciplinamiento de quienes luchan y luchamos por un país más justo."

"Nos solidarizamos con las y los docentes, quienes cotidianamente dan una lucha ejemplar en defensa del derecho a la educación y de condiciones dignas de trabajo, y repudiamos el hostigamiento de las autoridades de la Ciudad", concluyeron.