El ministro de Desarrollo de la provincia de Buenos Aires y secretario general de La Cámpora, Andrés Larroque, afirmó este martes que "los números de la economía tienen que cerrar con la gente adentro", y consideró que de cara a las elecciones legislativas del próximo 14 de noviembre, el peronismo debe volver a enamorar.

En declaraciones a la radio AM 530, Larroque reconoció que las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO) del pasado 12 de septiembre se llevaron a cabo "en un momento en que la pandemia no terminó y la recuperación no comenzó en una manera tan contundente".

Larroque admitió que "hubo demasiado optimismo" en el oficialismo sobre una mejora de la situación económica justo cuando iban a realizarse los comicios de las primarias, pero eso finalmente no se verificó.

Luego planteó que "ahora viene el debate sobre el presupuesto 2022 y se van a notar los puntos de vista, pero no hay que tener miedo", dijo y añadió que le hubiera preocupado "que siguiéramos jugando las escondidas o con cierto nivel de hipocresía para cuidar la unidad".

"Cristina, siempre planteó sus posiciones de manera pública, pero el conjunto quizá dejó las discusiones en un lugar secundario", prosiguió el ministro y evaluó que "hay que ponerse a tono con lo que la sociedad requiere".El funcionario manifestó que el Gobierno nacional "asistió a la provincia en todas las demandas", pero expuso que "hay un problema estructural" que "sigue estando" y tiene que ver con los recursos que recibe el distrito por coparticipación federal.

Larroque recordó que el Gobierno bonaerense reforzó la asistencia social ante la aparición de la segunda ola de coronavirus, y la gestión de Axel Kicillof entendió que "era el momento de inyectar recursos y ayudar a la ciudadanía".

Ese es el debate y no hay que tenerle miedo: los instrumentos de asistencia existen. Están la AUH, el Progresar, las moratorias jubilatorias y habrá herramientas nuevas. Hay que tener la decisión política y avanzar en ese sentido. Eso nos va a permitir dar vuelta el resultado en noviembre", opinó sobre los comicios generales.

Sostuvo también que "todas las medidas que se tomen en pandemia, más la situación social y económica previa, siempre tendrán un sabor agridulce".

"Nadie tiene soluciones mágicas, debemos trabajar en conjunto. En el pasado se pudo revertir una situación compleja, podemos volver a hacerlo. Hay que darlo vuelta. Kicillof lo planteó 48 horas después de la elección. Hay que profundizar la mirada económica sin tener temor a circunstanciales desfasajes a números macro para encara las problemáticas de la gente. Estamos a tiempo de dar los debates y salir para adelante", remarcó.

Y en ese sentido, agregó: "Las medidas se están discutiendo y van más allá de la situación electoral y de cara a la gente. Vamos a seguir trabajando sea cuál sea el resultado".

El referente de La Cámpora subrayó que la discusión pasa por ver cómo el peronismo se proyecta "de cara a un jefe de Gobierno porteño (Horacio Rodríguez Larreta) que aspira a ser presidente" y, en ese sentido, acotó: "Ya sabemos cómo fueron las otras dos experiencias" de alcaldes de la Ciudad de Buenos Aires al frente del Ejecutivo nacional, en referencia a las gestiones que cumplieron Fernando de la Rúa y Mauricio Macri.

Por otro lado, Larroque consideró que "haber especulado con precios e insumos esenciales en materia de precios en pandemia es un acto grave y criminal" del cual "alguien se tendrá que hacer cargo".

Larroque analizó que "el Estado tiene una responsabilidad ineludible" en el control de precios y estimó que "no es responsabilidad de una sola funcionaria, sino que la centralidad del Poder Ejecutivo Nacional tiene la potestad de intervenir en esta materia debe tener una postura definida".