A partir de este fin de semana, las dos plantas principales de fabricación de cigarrillos quedarían habilitadas para volver a la actividad. La fábrica de Massalin en Merlo y de British Tobacco (ex Nobleza Piccardo) en Pilar, ambas ubicadas en Buenos Aires, estarán en condiciones en volver a la producción.

Si se cumplen esos plazos estipulados, los cigarrillos de las primeras marchas volverían a los kioskos antes del fin de semana del viernes 15 de mayo. En los últimos días, los fumadores que se acercaron a los comercios se encontraron con el faltante del producto.

La rehabilitación de las plantas de fabricación de cigarrillos debió sortear la traba de que no se trata, particularmente, de un consumo esencial (por el contrario, el tabaquismo también es considerado pandemia), pero en la actual situación de aislamiento obligatorio se tendrá una consideración particular para los fumadores en función de no generar más factores de angustia o tensión.