La diputada nacional, quien se mantuvo ausente en la sesión extraordinaria por la Emergencia Alimentaria, volvió a querer buscar conflictos y violencia al espetar que le quieren poner un "muerto" al Gobierno.

Lo dijo en el contexto de una semana de protestas sociales por la emergencia alimentaria. Disparó que "ahora quieren el doble juego: ponernos los muertos", al hacer referencia a la situación social que atravesó el país durante la crisis de 2001, cuando el radical Fernando de la Rúa era presidente.

 "Cuando asumió Duhalde no hubo más muertos: los pusieron a los muertos. Y no estoy defendiendo a De la Rúa porque yo era opositora. Pusieron a los muertos. Y ahora quieren el doble juego, ponernos los muertos. Y nosotros no le vamos a dar ni muertos ni desaparecidos, le vamos a dar paz, no violencia y República", disparó una Carrió desenfrenada.

Sobre las Primarias, dijo que "a veces Dios nos advierte para que bajemos los niveles de soberbia". Y agregó que hay que "seguir y pelear, porque al final la República va a ganar".

Dijo que espera que el Gobierno "baje los impuestos de una vez por todas, para que no sean las clases medias las que tengan que pagar los platos rotos de los especuladores financieros y de los piqueteros ricos".

"Si hoy estamos mal es porque nos robaron durante años", se animó a decir Carrió, sin autocríticas.

"En octubre gana la República, gana la lucha. Los argentinos tenemos que ser fuertes, en la próxima elección se juega la libertad y les pido a los fiscales que no se muevan de sus lugares, que estén ahí", concluyó.

Fuente: Infonews