Tras la marcha atrás del Gobierno en el cobro de la tarifa extra de gas en cuotas, los bloques de legisladores de Unidad Ciudadana en la provincia de Buenos criticaron la política tarifaria de Cambiemos que “continúa cuidando las ganancias de las empresas”.

“La gente dijo BASTA y el gobierno tuvo que dar marcha atrás con el impuesto retroactivo del gas” aseguró la presidenta del bloque en el senado, Teresa García. “Pero la oposición no puede permitir que sea el Estado quien asegure la rentabilidad de las empresas con el dinero de los argentinos. Ya en el 2017 el gobierno le regaló 19 mil millones a las empresas eléctricas” agregó.

Por su parte, la jefa de la bancada en Diputados, Florencia Saintout, sostuvo: “Como dijo Cristina, ahora van a destinar recursos públicos, o sea impuestos que pagamos todos y todas, para que las millonarias cifras de ganancias en dólares que las empresas lograron por los tarifazos, no disminuyan por la devaluación”.

Durante 2017, las empresas productoras y distribuidoras de gas tuvieron ganancias exorbitantes. Por ejemplo, el balance económico de Transportadora Gas del Sur (TGS) arrojó una rentabilidad de dos mil millones setecientos noventa y tres pesos. Camuzzi Gas Pampeana, prestadora de servicio en la región capital, aumentó sus ganancias en un 517 por ciento el año pasado.

Con las ganancias, producto del desmedido aumento tarifario, las empresas del sector apostaron a la bicicleta financiera para incrementar sus activos. Como lo destaca un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda, Camuzzi realizó una inversión de 185 millones de pesos en la compra de Lebacs, mientras que mil millones de pesos los colocó en fondos comunes de inversión.

“Esta marcha atrás del gobierno no alcanza, las tarifas tienen que ser justas y posibles de pagar parao. El gas en La Plata subió 1300%. Tenemos un presidente que en lugar de defender los derechos de los argentinos defiende los de las clases dominantes. Mientras el presidente nos pide a los argentinos que nos ajustemos, en el gobierno están de fiesta. No podemos permitir esa fiesta a costas del pueblo”.” criticó Saintout.