La decisión del presidente Alberto Fernández de expropiar la cerealera Vicentin, actualmente en convocatoria de acreedores, abrió un capítulo en el territorio bonaerense debido a los créditos otorgados por el Banco Provincia durante la gestión María Eugenia Vidal.

Paralelo a la investigación que iniciará el Ejecutivo, principal acreedor del Grupo Vicentin, por un préstamo del Banco Nación de $18.182 millones, desde el bloque del Frente de Todos en Diputados piden conocer la situación actual con la banca pública provincial.

Por medio de un pedido informes ingresado por el legislador Alexis Guerrera, se solicitó que el gobernador Axel Kicillof le requiera al Banco Provincia la deuda total, estimada en $1.814 millones, pagos realizados, cuotas pendientes y las garantías que requirió la entidad para otorgar el beneficio.

“Urge conocer fehacientemente si los aportes crediticios concedidos al Grupo Vicentin por el Banco Provincia efectivamente fueron otorgados con miras al desarrollo económico de la empresa y sus trabajadores, o se trató de una devolución de favores entre amigos del poder de turno” sostuvo el autor de la iniciativa.

Las sospechas se fundamentar en los datos públicos aportados por la Cámara Nacional Electoral que arroja que el grupo cerealero aportó a través de sus empresas la suma millonaria de $13.500.000 para financiar la campaña de Cambiemos.

Además, el legislador precisó que “resulta necesario conocer en forma directa y precisa las condiciones del préstamo y tipo de financiamiento, las fechas de otorgamiento y la situación actual de la deuda”. “Con la misma finalidad, es preciso determinar qué tipo de garantías solicitó el Banco Provincia para otorgar el financiamiento”, concluyó.

El proyecto cuenta con el acompañamiento de una veintena de diputados del Frente de Todos y podría ser tratado en la próxima sesión de la Cámara baja que se desarrollará en la semana entrante. Sin dudas, será un debate incómodo para los legisladores vidalistas.