El último fin de semana, la Policía de la Ciudad reprimió a un grupo de artesanos de la feria de San Telmo que se manifestaban pacíficamente sobre la calle Defensa, detuviendo a dieciocho detenidos. A su vez, varias personas fueron salvajemente golpeadas, entre ellas, turistas que visitaban la feria.

“Tenemos a un compañero al que le pegaron en la cabeza, una compañera tiene el brazo magullado y otra a la que vieron filmando empezaron a golpearla. La violencia la provocaron ellos”, aseguró a PáginaI12 Asunción Prado, artesana ceramista e integrante de Artesanxs Unidxs de la calle Defensa. 

Finalmente este lunes, mientras un grupo realizaba una vigilia frente a la Fiscalía 35, ubicada en Av. Paseo Colón 1333, comenzaron a liberar a las 18 personas detenidas tras casi 24 horas de detención. Las liberaciones ocurren unas horas antes de que organizaciones sociales y políticas realicen una protesta en dicha dependencia. Si bien están en libertad continúan acusados de "atentando y resistencia a la autoridad".

Según constató el portal NuevaCiudad, las personas detenidas están siendo liberadas de a poco desde hace algunos minutos. En la puerta los reciben con abrazos y cantos contra el accionar de la Policía de la Ciudad. Esta mañana los artesanos denunciaron que “fue una cacería” y que se llevaron detenidos a personas al azar.

Este mediodía, una de las artesanas que habló en la conferencia de prensa denunció: “Es triste porque uno sabe que esperar del gobierno, pero es muy triste cuando te traiciona un compañero, porque deberíamos estar juntos trabajando. Eso deberían haber hecho Gabriela Oliva y Beto Cortes, contarnos la situación, si los estaban apretando pera que todos podamos trabajar dignamente. Nosotros los hemos apoyado a ellos cuando tuvieron problemas”.