Con la llegada del desembolso por u$s10.835 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI) comprometido en el crédito stand by de u$s56.000 millones que la Argentina consiguió el año pasado, las reservas internacionales del Banco Central finalizaron hoy en u$s77.478 millones.

Con este ingreso, las reservas superaron este martes el máximo registrado el pasado 3 de marzo, cuando llegaron a u$s68.578 millones.

La semana pasada, tras la reunión del board del organismo se dispuso el envío de los fondos que el Gobierno necesita para afrontar los riesgos de una corrida y una disparada del tipo de cambio.

El dinero permitirá al gobierno cierto respiro con el tipo de cambio, luego de que se confirmara que el Tesoro comenzaría a vender los dólares del FMI a partir de este mes, aunque los analistas coinciden en aclarar que aún no se puede decir que lo peor ya pasó.

Hasta fin de año, el Tesoro venderá u$s9.600 millones provenientes del crédito stand by que le otorgó el  FMI, en licitaciones diarias de u$s60 millones.

Con estos fondos, el Central podrá disponer de recursos para las licitaciones diarias para convertirlos en pesos y utilizarlos en gastos corrientes.