Un dato político de la jornada pasó desapercibido y rompió lo que es una tradición en casa sesión legislativa. Esto es: la fuerte presencia de mandatarios provinciales en el discurso del presidente de la Nación. Esta vez no fue el caso. El mandatario Mauricio Macri estuvo prácticamente solo. Muy fuerte. 

Entre las presencias, además, sobresalen dos del PRO, como María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta. Después, estuvieron el radical Gerardo Morales, de Jujuy, y Gustavo Bordet, de Entre Ríos. Fue la única asistencia peronista. 

En el caso de los opositores, la ausencia puede tener con un gesto político hacia el oficialismo en medio de un año electoral. Ahora: el faltazo de dirigentes de Cambiemos da cuenta de la preocupación de la tropa propia por las encuestas, que cada día muestran peores números.