Una vieja costumbre. Durante su paso por la gestión pública, el macrista Hernán Lombardi fue responsable del intento de despido de más 300 periodista en Télam (fue rechazado por la Justicia). Ahora, el empresario decidió cerrar el tradicional complejo hotelero Torres de Manantiales y propuso a los 230 empleados ingresar en un proceso de retiro voluntario fuera de la ley. Total normalidad. 

La gerencia del complejo -propiedad del empresario y ex funcionario mantuvo una reunión con dirigentes gremiales, a quienes comunicó el cierre de las instalaciones para el turismo a partir de la reestructuración de la compañía. Los trabajadores por su parte reclaman la doble indemnización como exige la ley vigente. 

"La situación es preocupante, nos dijeron que van a empezar una reestructuración y que ofrecerán a los empleados el retiro voluntario, cuando lo que deberían cumplir es con el pago de la doble indemnización, que está vigente", aseguró Pablo Santín, congresal de la sección de UTHGRA Mar del Plata y delegado gremial de Torres de Manantiales, en diálogo con la agencia Noticias Argentinas.

Santín explicó que de los 230 trabajadores, entre 75 y 85 cumplen tareas durante todo el año y el resto lo hace en temporada, pero aclaró que «todo el personal está en relación de dependencia» con el Complejo.