Dentro de Juntos por el Cambio vale todo a la hora de buscar separarse del oficialismo y los Derechos Humanos no son una excepción. Tal es así, que este lunes el precandidato a diputado nacional por la ciudad de Buenos Aires, Ricardo López Murphy, negó sin ningún tipo de reparo la cifra de desaparecidos durante la última dictadura cívico militar.

El economista, lanzó en una entrevista que "No hay 30 mil desaparecidos. Ahí yo creo lo que dijo Graciela Fernández Meijide y lo que dijo Darío Lopérfido, lo que está en los documentos oficiales. Yo no creo en ese número, creo que el número oficial es el que corresponde a documentos emanados de la Procuración, del ministerio de Justicia, de la Conadep. No hay secretos ahí", pronunció el ex ministro de la Alianza.

En el mismo tono negacionista,  el precandidato que forma parte de la interna contra María Eugenia Vidal en la Ciudad, sostuvo que el número "se originó para llamar la atención de los europeos, en el proceso del terrible conflicto interno que vivimos".

Entrevistado por el periodista opositor Luis Novaresio, quien no contradijo una sola palabra de López Murphy, el economista siguió: “Yo no discuto el número, yo sé cómo se originó ese número. Ese número fue artificialmente inflado. Si son 30.000 o 7.000 es una tragedia igual, es una barbaridad”.

Y agregó que el gobierno de Carlos Saúl Menem "hizo una ley para compensar a los que habían sufrido persecución". Y continuó: "Lo que yo siempre dije es que tenía que haber una ley pareja para los que sufrieron la agresión terrorista. Por ejemplo, los soldados conscriptos que defendieron en Formosa valientemente el regimiento ante el ataque de las fuerzas subversivas”.

Por último, respecto a la campaña política y a las diversas visiones de los frentes políticos sobre este tema, cerró: “Yo no tengo ganas de discutir los episodios de los 70, pero si nos obligan lo haremos. Tenemos que hacernos cargo, no tenemos que estar escondidos. Lo que creo lo creí en el pasado, lo creo ahora y lo creeré en el futuro”.