El escándalo por la compra de 1.600 barbijos por parte del Gobierno de la Ciudad con supuestos sobreprecios a la empresa Green Salud, creada en octubre de 2019 y sin antecedentes en el rubro, acaba de sumar otro capítulo. 

Los barbijos estaban vencidos desde mayo de 2016, confirmaron a Infobae fuentes de la empresa 3M. Esos barbijos fueron fabricados en mayo de 2013 y tenían una vida útil de tres años, por lo que deberían haber quedado fuera de circulación a mediados de 2016.

El escándalo involucra al empresario Ignacio Sáenz Valiente, un abogado vinculado al Grupo Clarín, que aparece asociado a muchos negocios de ese multimedios. Además, se lo indica como hombre muy cercano del oscuro empresario Héctor Magnetto. Como se ve, un buen muchacho...