Los principales ejecutivos de Clarín y La Nación, quienes en un primer término utilizaron su poder mediático para intentar boicotear al aporte solidario a las grandes fortunas, presentaron amparos para no cumplir con el impuesto que, por única vez, alcanza a unas 13 mil personas físicas con patrimonios superiores a los 200 millones de pesos. 

Según informó el portal El Destape, dentro del listado de empresarios y personalidades mediáticas que buscan judicializar el pago del impuesto, se encuentran los nombres de los dueños y accionistas de Clarín, Lucio Rafael Pagliaro y José Antonio Aranda y el vicepresidente de La Nación, Alejandro Julio Saguier. 

Además, se encuentran Norberto Ovidio Varas, de Cablevisión, y Constancio Carlos Vigil, heredero del ex dueño de editorial Atlántida, quienes también se plantaron en la Justicia por un reclamo en contra el impuesto.

Cabe remarcar, que no se trata de los únicos dueños de fortunas superiores a 200 millones de pesos que integran la lista de 80 nombres y se niegan a cumplir con el aporte solidario. Además, se encuentran empresarios, personajes vinculados al espionaje, dueños de empresas radicadas en offshore, casi toda la familia Caputo y los dueños de los mayores medios del país. 

Sólo el año pasado, el Grupo Clarín repartió ganancias por 167 millones de dólares entre sus accionistas. El extraordinario monto lo alcanzó con la firma Cablevisión Holding, que es la que maneja sus negocios en las telecomunicaciones.