El gobierno porteño decidió aislar a los residentes de la Ciudad de Buenos Aires que el Estado repatrió durante los últimos días en hoteles, para hacer la cuarentena por posible contagio de coronavirus, como una medida para evitar el colapso de los hospitales. Sin embargo, algunos de estos argentinos lo toman como si fueran vacaciones y exigen cosas insólitas.

Una mujer solicitó una habitación a la que entre mucho solo "para sintetizar vitamina". Pero no es el único pedido increíble.

Otro de los viajeros está hospedado en el mismo hotel que Sergio Romero, uno de los históricos arqueros de la Selección Nacional de fútbol. Al enterarse le pidió a los voluntarios que se desempeñan en el complejo que le consigan un autógrafo, le respondieron que no están para eso. 

Según el mismo portal, también están los que piden comida a través de aplicaciones de deliverys y obligan a los trabajadores del lugar a tener que recibirla y llevarla a la habitación. 

No faltó, así explica la publicación, el que pidió "hielo para el fernet".La solicitud, por supuesto, fue rechazada. 

Cabe destacar que los hoteles que se utilizan para el aislamiento de argentinos repatriados son considerados edificios extrahopitalarios y se utilizan para no colapsar el sistema de salud porteño. No se trata de un servicio de hotelería. 

Fuente: Política Argentina, Clarín