El proyecto económico del gobierno de Mauricio Macri tiene un puñado de ganadores (los que apuestan a la timba financiera) y un amplio abanico de perdedores. La industria nacional es uno de los sectores más golpeados por las políticas neoliberales de Cambiemos.

Así lo refleja un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) que reveló que desde diciembre de 2015 se destruyeron 3.5000 empleos industriales por mes, que hasta la fecha suman 137 mil.

 

 En base a datos oficiales de la Secretaría de Gobierno de Trabajo y Empleo sobre la dinámica sectorial, tanto como indicadores privados, el informe advirtió que “desde 2016, los niveles de actividad no paran de caer y eso se ve reflejado en absolutamente todos los índices nacionales”.

Por la caída del consumo interno, la producción industrial se vio afectado en los distintos sectores de la cadena. El estudio detalla que la variación interanual de marzo, hubo una baja considerable en cada rubro: 30,2% en vehículos automotores, 27,8% en muebles y colchones, 26,8% en maquinaria y equipo, 17% en productos textiles, 12,3% en construcción y 7,7% en alimentos y bebidas.