Prácticamente, no queda aliado que no le pida al presidente Mauricio Macri que realice cambios en el Gabinete. Ahora, los radicales también se sumaron al pedido que tiene un nombre y apellido: Marcos Peña. 

El Jefe de Gabinete está en el centro de las críticas por el manejo de la crisis económica que terminó en una crisis política. "Ustedes tienen un problema grave de comunicación. Vamos a tener un conflicto grave", le habría dicho un senador radical a un miembro del Gobierno la semana pasada. 

Esta semana, esos problemas de comunicación estallaron cuando Macri decidió emitir un brevísimo e inexplicable discurso de poco más de un minuto con el que buscó calmar a los mercados. El resultado: se disparó el dólar como nunca desde que gobierna Cambiemos. Macri no habló nunca más después de ese incidente. 

Todos, propios y extraños, piden que el mandatario cambie a su equipo, el que se mostró incapaz de enfrentar la situación cambiaria. Desde abril, el dólar no deja de subir a pesar de las promesas de los principales funcionarios. "Habrá cambios, pero no ahora", es la respuesta que se llevan de Casa Rosada los radicales que exigen cambios. El tiempo apremia.