Los Rolling Stones demandarán al presidente estadounidense Donald Trump por utilizar sus canciones en los actos proselitistas que está llevando a cabo en su campaña electoral para ser reelegido como jefe de Estado.

Puntualmente, en la manifestación de Tulsa, en Oklahoma, el Presidente pensaba relanzar su candidatura de cara a las elecciones que se llevarán el próximo 3 de noviembre, pero fue por este episodio justamente donde los músicos rechazaron la utilización de sus canciones en dicha campaña.

Así, Mick Jagger, Keith Richards, Ronnie Wood y Charlie Watts amenazaron con demandar al presidente estadounidense si continuaba utilizando sus composiciones ya que ellos no desean estar relacionados a la campaña de dicho personaje político.

Un buffet de abogados ya notificó al mandatario sobre dicha disposición, a pesar de que ya había sido advertido previamente a este último uso.