El Ministerio de Transporte nacional resolvió rechazar la prórroga de las concesiones ferroviarias de carga en las líneas Sarmiento, Mitre y Roca, que se encuentran a cargo de las empresas Ferroexpreso Pampeano, Nuevo Central Argentino y Ferrosur Roca.

De este modo, tras 30 años de administración con balance negativo, a partir de 2022, las concesiones ferroviarias de carga volverán de esas líneas a manos estatales, a cargo de Trenes Argentinos Cargas (TAC), organismo que realizará un plan de transición.

La decisión se oficializó mediante la resolución 211/2021, publicada este lunes en el Boletín Oficial, que explica que la administración de la infraestructura ferroviaria y de la totalidad de los bienes estará a cargo de Trenes Argentinos Infraestructura.

El ministro de Transporte Alexis Guerrera, detalló que “Trenes Argentinos Cargas se haga cargo de la administración, pero como parte de una transición hacia un modelo de uso abierto con participación público-privada”.

"Las concesiones ferroviarias de cargas arrojan, al cabo de casi 30 años, un balance negativo en términos de estado de la infraestructura, velocidad y ramales perdidos", sostuvo el informe de la Comisión Especial de Renegociación de Contratos del Ministerio de Transporte.

El cuerpo recomendó el rechazo a las prórrogas hechas por Ferroexpreso Pampeano, Nuevo Central Argentino y Ferrosur Roca y subrayó el desarrollo del sistema ferroviario y el incremento de su participación "dependen de una administración integral de la red".

Si bien la resolución no cierra la participación a los privados, la comisión recomendó un papel particular para los terceros involucrados en la administración de la red de carga: "Los actores privados deben circunscribirse a la operación de las cargas que consigan, en atención a su experticia en la gestión comercial".

La resolución del Ministerio de Transporte nacional también aclara que los plazos necesarios establecidos por las dos compañías estatales para implementar un esquema de transición no son menores a 10 meses, tiempo en el que vence la concesión de Ferroexpreso Pampeano.