En la tarde del jueves el presidente Mauricio Macri le pidió la renuncia al ahora extitular del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger. La salida de Sturzenegger se dio en un contexto de suba del dólar y en el mismo día en el que se conocieron los acondicionamientos del FMI con la argentina, en un documento firmado por el propio Sturzenegger y que celebraba que la entidad monetaria tendría mayor independencia de las decisiones políticas.

En el día de ayer la divisa estadounidense cerró en 26,73 pesos y forzó al BCRA a intervenir con 150 millones de dólares. Hoy, ya sin intervención del BCRA, el dólar marcó un nuevo record histórico y cerró en $28, 44.

En su reemplazo, asume temporalmente Luis Caputo, ex CEO de JP Morgan y Deutsche Bank, entidades señaladas como causantes de varias corridas bancarias contra la Argentina, investigado por negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas, tráfico de influencias, uso de información privilegiada y lavado de activos, por ser titular de una firma offshore.

Además, el ministerio de Finanzas que dejó Caputo formará parte de la cartera de Hacienda.