Frente al presidente Mauricio Macri y todo su gabinete, el cardenal Mario Poli cuestionó las políticas de ajuste del gobierno nacional y recordó que "un tercio de los argentinos" vive en la pobreza. "La política puede estar al servicio de la paz, pero también puede ser una forma de opresión", aseguró serio el sacerdote. 

Afuera de la Catedral, Macri debió improvisar un saludo hacia la nada, ya que Playa de Mayo lució absolutamente vacía. El Gobierno es rechazado por el 70% de los argentinos. 

Antes, Poli pidió un "gran acuerdo nacional" donde se incluyan "los intereses de todos". "La realidad es más importante que la idea, el todo es más que la parte. Una propuesta que convoque a los principales actores de la política, que sean capaces de gestar una cultura del encuentro con inteligencia, creatividad, imaginación, reunidos en una mesa de diálogo que acentúe las coincidencias y no tanto las diferencias", siguió. 

"Por el bien colectivo de la Nación, con proyectos reales y mirando a la Argentina profunda y sus realidades, con una clara opción por la tercera parte de pobres, que nos duele a todos. Sí, un gran pacto de honor capaz de una dirigencia que transmita esperanza objetiva en nuestro pueblo", describió Poli.