En una semana marcada por la durísima derrota en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del domingo pasado y una posterior devaluación que llevó al dólar a superar los 60$, este juevez el presidente Mauricio Macri lanzó nuevas medidas que funcionarán "hasta fin de año". 

En un video publicado en redes sociales Macri anunció la eliminación por decreto del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a componentes de la canasta básica. La eliminación del impuesto abarcará al pan, la leche, el aceite, entre otros productos.

Por otra parte, el Gobierno Nacional confirmó el congelamiento de las cuotas a quienes estén pagando un crédito hipotecario con la modalidad UVA.

"El Estado se hará cargo de la diferencia. Cuando discutamos el presupuesto veremos cómo continúa la asistencia el próximo año. Así ayudamos a más de 90.000 familias: las 33 mil de ProCreAr y a otras 60 mil familias que compraron viviendas únicas de menos de 140.000 UVA", detalló en otro tuit. 

Tras los anuncios, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, brindó una conferencia de prensa en la que reconoció que el gobierno no puede frenar la inflación. "Esta es una decisión que ha tomado el Presidente en un contexto complicado como el que atravesamos, en donde claramente la depreciación de la moneda después de pasada la elección va a generar una mayor inflación", reconoció Frigerio.

"A partir de la depreciación de la moneda tendremos uno o dos meses con inflación más alta, y me parece que esto va en línea de cuidar precisamente la angustia que esto genera en toda la sociedad", afirmó el ministro.