En las últimas horas se conocieron una serie de fotos del presidente de la Nación, Mauricio Macri, jugando su propio River - Boca en la antesala de la Superfinal que se disputará el fin de semana en Nuñez. Despreocupado por la actualidad nacional, el Presidente armó su propio partido con exjugadores de ambas instituciones y funcionarios de su Gabinete. En la previa ganó el equipo de Macri con goles de Antonio Barijho y Aníbal Matellán.

Según reveló el portal Política Argentina, el equipo de Mauricio Macri jugó con la camiseta albiceleste de la Selección y salió a la cancha con el diputado nacional Waldo Wolff en el arco, tuvo al vicejefe de Gobierno porteño y reconocido hincha de River Diego Santilli en el once que también contó con el vocero Iván Pavlovsky.

Los encargados de "darle fútbol" al equipo del Presidente -que disputó 35 minutos en la primera parte y 40 en el complemento - fueron Diego Basualdo, Mauricio Serna, Aníbal Matellán, Antonio Barijho, Marcelo Delgado y Raúl Cascini. Todos campeone del mundo con Boca bajo la gestión Macri en 2001 y 2003. 

También formaron parte del equipo el exjugador de Nueva Chicago y Lanús Ariel Carreño, César "el Leche" La Paglia (hoy representante de jugadores), el ex River y Vélez Roberto Trotta, el ex defensor de la Selección argentina Roberto Ayala y el confeso militante macrista Néstor Raúl Gorosito. 

Entre los reconocidos que jugaron con la camiseta azul de la Selección y representaba a River, estuvieron el jefe de Gabinete Marcos Peña, el vicejefe Andrés Ibarra, el secretario general de Presidencia Fernando De Andreis y el ministro del Interior Rogelio Frigerio. Estos dos abiertamente hinchas de River.

En el medio también se metió la política electoral de Boca Juniors, no estuvo Daniel Angelici pero si estuvo presente Christian Gribaudo -titular del Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires- y más que posible presidente del Xeneize en 2019 por el oficialismo. Pese a que muchos prefieren a Andrés Ibarra, Gribaudo está generando un buen vínculo con el "Chelo" Delgado, puente de construcción con Juan Román Riquelme quien desea destronar al macrismo del sillón de Brandsen 805.

El partido terminó con triunfo del equipo de Macri por 5 a 3 con goles decisivos del "Chipi" Barijho y Aníbal Matellán, la figura del rival fue el ex delantero de Fénix, concejal de Pilar y actual gerente operativo de la Superintendencia de Salud de la Nación Sebastián Neuspiller. El árbitro fue el línea Hernán Maidana que tuvo su participación en el último mundial de Rusia.