A través del decreto 1117/2018, el presidente Mauricio Macri modificó artículos de la Ley de Ministerios y le pasó la planificación y el control de los proyectos de inversión pública y de los contratos de participación público-privada (PPP) que respondían hasta ayer al Ministerio de Hacienda de Nicolás Dujovne.

Tras una serie de pedidos de los mercados que exigían apartar al jefe de Gabiente, Marcos Peña, del cargo de Jefe de Gabinete, el documento versa que "a pesar de la indudable vinculación entre la contratación de bienes y servicios, por una parte, y por otra la referida a la obra pública, coexisten en la Administración Pública Nacional dos sistemas distintos de asignación de competencias para dichos procedimientos". En consecuencia, faculta a la Jefatura de Gabinete a reorganizar el Registro Nacional de Constructores de Obra Pública, con el fin de que forme parte del Sistema de Información de Proveedores establecido para las compras y contrataciones.

El texto de la modificación lleva la firma de Macri, del propio Peña y de los ministros, Germán Garavano, Patricia Bullrich, Carolina Stanley, Rogelio Frigerio, Dante Sica, Guillermo Dietrich, Oscar Aguad, Nicolás Dujovne, Jorge Faurie y Alejandro Finocchiaro.

De esta manera, Peña Braun será el encargado de intervenir "en la elaboración, registro, seguimiento, evaluación y planificación de los proyectos de inversión pública y en el control de la formulación, registro, seguimiento y evaluación de esos proyectos cuando sean ejecutados a través de contratos de participación público-privada (PPP)".

A su vez, la cartera de Peña estará a cargo de organizar, dirigir y fiscalizar el registro de empresas contratistas de obras públicas y de consultorías que hasta ayer estaban bajo a la órbita del Ministerio del Interior.

Por otra parte, el ministerio de Interior, conducido por Rogelio Frigerio recibirá el manejo de la Autoridad Cuenca Matanza Riachuelo (Acumuar), antes a cargo de Ambiente