Mauricio Macri se emocionó al cierre de la gala en el teatro Colón para el G20 y no pudo contener las lágrimas delante de los líderes del G-20. El hecho ocurrio durante la Gala de Honor a la que asistieron los líderes del G20 y en la que se realizó la famosa foto conjunto que carteriza al encuentro.

Después del espectáculo, el mandatario se levantó de su asiento en el palco presidencial y, como el resto, empezó a aplaudir con los ojos llorosos.