Mediante la resolución 1701/2018, el gobierno nacional dispuso el incremento de partidas presupuestarias destinadas al Ministerio de Seguridad que conduce Patricia Bullrich. Según la medida, “las erogaciones se financiarán con mayores ingresos por aportes y contribuciones a los previstos en el presupuesto vigente de Anses”.

La polémica decisión se da en un contexto de creciente protesta social por el descontento ante la crisis económica que atraviesa el país. De hecho, diversos gremios y organizaciones sociales se encuentran convocando a una marcha el próximo 24 de octubre, cuando el Congreso de la Nación debata el presupuesto 2019.

Los fondos de Anses, que se utilizan para cubrir el pago de jubilaciones, pensiones y programas sociales, serán destinados a mejorar distintos aspectos de las fuerzas de seguridad. Por un lado, se reforzarán los créditos vigentes de la Policía Federal Argentina “a fin de atender el pago del servicio de policía adicional que presta dicha fuerza”

Además, se aumentarán los recursos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria “con la finalidad de atender gastos de servicios esenciales para la operatividad de la citada fuerza”. Con el claro objetivo de generar un buen clima en los efectivos que cumplen las ordenes de represión de la Ministra Bullrich, los recursos también se utilizarán para la atención de jubilaciones, retiros y pensiones de Gendarmería Nacional y Prefectura Naval.