A días de dejar el gobierno, el presidente Mauricio Macri utilizó la Cadena Nacional para emitir un video editado de cuarenta minutos que el gobierno denominó “rendición de cuentas”, de su paso por la Casa Rosada. "No perdimos cuatro años", señaló, y culpó a la moneda estadounidense por la crisis económica desatada durante su gestión. 

Sin hablar de pobreza, ni de industria nacional, ni empleo, el jefe de Estado reconoció que “en estos cuatro años hubo muchas dificultades que no pudimos resolver”, pero remarcó que “también hay muchos avances que son un antes y después en la República”.

En ese sentido, Macri dividió su discurso en varios ejes. Hablo de infraestructura, su primer eje, donde Macri apuntó directamente al kirchnerismo. “Cuando llegamos recibimos un país sin energía y con una estructura vieja”, dijo fiel a su estilo.

También hablo de la Justicia. Afirmó que ahora “funciona mucho mejor que hace cuatro años, con procesos más rápido y más cercanos a las víctimas del delito”. Aseguró que desde su llegada “Respetamos la independencia de los jueces y le dimos herramientas para que puedan investigar mejor”, y entre ellas destacó la ley del arrepentido y la ley de flagrancia.

En cuanto a la economía, Macri reconoció que no se “va satisfecho con cuánto creció la economía en mi mandato o cuáles fueron los resultados contra la inflación y la pobreza”. En ese sentido, lejos de admitir errores, el presidente saliente reiteró que “hoy estamos mejor preparados para crecer que hace cuatro años”. Sin embargo, agregó: "Nos chocamos contra la misma piedra, el dólar. Con cada suba venía después la inflación y el aumento de la pobreza".

Mientras tanto, en redes, los hashtags #MacriMentiraNacional, #RelatoFinal y #MacriMiente fueron las primeras tendencias criticando el discurso de Macri, mientras #MauricioEstamosConVos cerró la lista.