El expresidente Mauricio Macri está llamado este jueves por el juez Martín Bava a declaración indagatoria en la causa por el espionaje a familiares de las víctimas del submarino ARA San Juan, pero el exmandatario permanecerá fuera del país hasta finales octubre.

Según confirmó la líder del PRO, Patricia Bullrich, Macri sigue en el exterior a pesar de la convocatoria del juez de Dolores. La dirigente le envió una carta al juez Bava para hacerle saber que el exmandatario estaba fuera del país y que recién regresaría a fin de mes.

La situación de Macri contrasta con la de su íntimo amigo  y ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, a quien la justicia no autorizó a salir del país en el marco del mismo expediente que instruye el juez federal Bava, interinamente a cargo del juzgado donde se encuentra radicado el expediente.

Macri fue llamado a indagatoria el viernes pasado acusado de estar relacionado con las supuestas maniobras de espionaje ilegal desplegadas desde la base Mar del Plata de la AFI contra el colectivo de allegados a los tripulantes del submarino hundido en 2017.

El llamado a indagatoria lo ubicaba como el máximo responsable de las maniobras de espionaje ilegal investigadas y remarcaba que "la inteligencia ilegal estuvo dirigida a monitorear las actividades de las organizaciones de familiares de las víctimas desde la perspectiva de la afectación a la imagen de la gestión de gobierno".

En este expediente ya están procesados, entre otros, las exautoridades de la central de espías,  Arribas y Silvia Majdalani, sobre quienes pesan además otros procesamientos por otros hechos también referidos a inteligencia prohibida con fines supuestamente políticos e ideológicos.