El presidente Mauricio Macri volvió a insistir con un discurso que está al límite de lo democrático. "Esperemos que el proceso electoral no dañe aún más", aseguró en Córdoba. Igualmente, agregó que tiene confianza en revertir el resultado de las PASO: "Claro que se puede, con la fuerza de los cordobeses", aseguró. 

Para el mandatario, la crisis económica actual se debe las recientes primarias, donde la gente votó masivamente al peronismo sobre su candidatura. "Esperemos que las elecciones no hagan más daño a nuestra economía. Las PASO generaron una interrupción. Estamos muy cerca de los argentinos para resolver los problemas", argumentó. Sin embargo, luego se contradijo al señalar que la actual crisis: "La economía venía con problemas desde abril del año pasado". ¿Cómo se entiende?

Por último, pidió un nuevo desembolso del FMI: "Hemos cumplido con todo", insistió.