"Vamos a duplicar la inversión en Ciencia y Tecnología", prometió Macri en un texto que publicó en sus redes sociales el 30 de octubre de 2015, cinco días después de la primera vuelta de las elecciones nacionales, donde resultó segundo con un 34,15%, frente al 37,08% de la fórmula que encabezaba Daniel Scioli (FpV), que luego lo harían Presidente de la Nación hasta el 10 de diciembre de 2019.

Hoy, a 19 días de de esa fecha, su salida de la Casa Rosada, se sabe que era una mentira violenta: Macri terminará su mandato con la inversión en Ciencia y Tecnología casi un 40% más baja que la que heredó de la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, ahora vicepresidente electa de Alberto Fernández.

Según un informe de los datos oficiales del Ministerio de Hacienda de la Nación surge que la inversión en Ciencia y Técnica en los años de gestión de Cambiemos se hundió tanto en términos reales -es decir, versus la inflación-, así como en relación al presupuesto total -todo lo que gasta el Estado nacional- y en relación al Producto Bruto Interno (PBI) -el tamaño de la Economía-.

Los datos se extraen -debido a las modificaciones de ajuste que impulsó Macri de las dependencias vinculadas al sector- del análisis de la finalidad presupuestaria, que permite identificar a qué política pública aporta un programa presupuestario más allá de en qué ministerio esté. Se incluyen los fondos para investigación y desarrollo, transferencia de tecnología, educación de postgrado para formación de investigadores y promoción de las actividades científicas y técnicas.

La inversión privada en Ciencia se mantuvo entre 2015 y 2017, que fue el último dato disponible, mientras que la inversión pública cayó, aunque no tanto como en los años siguiente de mandato PRO.

En términos reales, la caída del presupuesto para Ciencia y Técnica entre 2015 -último año de gestión de CFK- y 2018 fue de 25%. Para 2019, la estimación oficial del Gobierno en el Presupuesto es que caería incluso más en términos reales, por lo que en el mandato de Macri la caída sería de 38%.

Como parte del gasto total también cayó. Mientras en 2015 el gasto en Ciencia y Técnica llegaba al 1,46% del presupuesto total, en 2018 representó el 1,13%, el valor más bajo desde, por lo menos, 2004 -primer año completo de gestión de Néstor Kirchner-. En 2019, según la estimación del Gobierno, caería incluso más y llegaría al 1,06% del gasto.

La misma baja se ve en la relación entre la inversión en Ciencia y Técnica y el PBI. En 2015 la relación era de 0,35%, mientras que en 2018 llegó al 0,26%, el dato más bajo desde 2007. Para 2019, según la estimación oficial, caería incluso más y llegaría al 0,22% del Producto.

Fuente: Política Argentina