El presidente Macri lanzó un repudiable mensaje contra el sindicalismo al que acusó de mafias y prometió destruir si vuelve a gobernar la Argentina. Además sostuvo que hay que terminar con "el populismo en la Argentina" y habló de fracaso económico, pese a que su gobierno endeudó el país, condujo a la mayor inflación en 30 años y destruyó el empleo. 

"Que sea el último gobierno populista de la historia y que tengamos 20 años de crecimiento. Vamos a tener otras fuerzas, otro sustento político, otra madurez de la sociedad para poder desnudar estas mafias y terminar con ellas definitivamente", afirmó Macri. 

El ex presidente luego especificó cuáles son las mafias para él: los sindicalistas. "El Pata Medina hoy liberado, el Caballo Suárez hoy liberado", enfatizó. El líder de Cambiemos mencionó al ex titular del Somu, Omar "El Caballo" Suárez, cuyo sindicato fue intervenido por Jorge Triaca para designar a trabajadores de su cercanía. 

"Hay una realidad y es ratificar que hay un segundo tiempo. Aunque parezca doloroso esta vuelta atrás esperada después de cuatro años de haber empezado una transformación, tal vez sea un camino de aprendizaje final para que quede en evidencia el fracaso del populismo gobernando. Ya ni siquiera la soja récord les alcanza para revertir este desastre".

En las últimas semanas, a raíz de un entrecruzamiento de llamadas que ordenó la jueza María Romilda Servini, se supo que uno de los principales operadores judiciales de Macri, Fabián "Pepín" Rodríguez, tuvo varios contactos para apuntalar el Lawfare. Ahora, el ex mandatario, dio otro paso más y contó que el decreto para nombrar dos jueces de la Corte fue una idea de ese operador. 

Ante la consulta sobre el decreto que firmó a tan solo cinco días de haber asumido para agregar dos jueces a la Corte Suprema, el ex mandatario aseguró que "no era ilegal, pero no correspondía". En la entrevista con La Nación +, el ex mandatario también añadió que esa propuesta fue, justamente, acercada por Fabián "Pepín" Rodríguez y que aceptaron su propuesta. En ese mismo sentido, aseguró que se arrepintió de haber puesto a Horacio Rosatti por "la luz de los fallos, que todos tuvieron que ver con el sesgo populista de todas estas décadas" y que, por eso, está arrepentido.  En la misma entrevista, Macri aseguró que, ahora, hubiera preferido a Domingo Sesin, vocal del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba. 

Fuente: El Destape