Mauricio Macri y Daniel Angelici están desesperados por volver a Boca, aunque sea de cualquier manera y eso implique ensuciar al xeneize a través de operaciones mediáticas. Cada día, utilizan la pantalla de ESPN para criticar cualquier cosa del club que dirigen Jorge Ameal y Juan Román Riquelme. 

La operación incluye a Diego Lerner, presidente de Disney Channel Latinoamérica, grupo de medios que se quedó con la señal ESPN. El director de ese canal es Guillermo Taberna, otro amigo de Macri. Lerner sabía organizar fiestas para dirigentes del PRO, como aquella de 2018 en la que se vio a Macri bailando a días de que se conociera la desaparición del submarino ARA San Juan y generó un escándalo nacional. 

Lerner y el ex mandatario tienen vínculos personales y comerciales hace muchos años. Ahora, Lerner se puso al hombro la política editorial de ESPN, desde donde se ataca sistemáticamente a Boca y, sobre todo, a Riquelme, el enemigo público de Macri y Angelici. 

El periodista Flavio Azzaro contó en redes sociales cuáles son las relaciones entre los empresarios. "Macri cree que Boca es un hijo y no lo quiere perder. Va a ser todo lo posible para recuperarlo. Y para eso, sabe que le tiene que pegar a Riquelme, que es el que garantiza el triunfo de Ameal", describió.  

"Hay dos nombres más que aparecen en esta historia, como Juan Cruz Ávila o Agustín Pichot. Ávila es el jefe de contenidos y tiene mucha relación con el macrismo. Es un antiK declarado. Es el que se encarga de la diaria contra Boca", siguió el periodista. "Es una operación constante contra Boca, hoy todos son antiBoca, quieren que el club pierda. Macri, Angelici y Lerner festejan cada vez que Boca pierde", cerró. 

¿POR QUÉ ESPN ES ANTI-BOCA?