La crisis económica que desató el gobierno de Mauricio Macri continúa arrojando números deprimentes hasta en la Ciudad de Buenos Aires que comanda el alfíl de Juntos por el Cambio, Horacio Rodríguez Larreta.

Según un relevamiento que publicó el portal Crónica, en lo que va del año en el país cerraron sus puertas 2300 restaurantes y unos 600 en la Ciudad de Buenos Aires. A su vez, de los 15 mil que hay en la Capital Federal, el 35% se encuentra en conflicto por el pago de los sueldos atrasados. Algumos hasta corren el riesgo de no abrir más. Los últimos en cerrar fueron Mercedes-Benz Haus en el Museo Nacional de Bellas Artes, y la Taberna Baska en San Telmo. 

Durante los dos primeros años del gobierno de Mauricio Macri los cierres se mantuvieron estancados, pero después del tercer año comenzó una seguidilla que dejó a miles fuera de la actividad.

Mientras que en la Ciudad hay restaurantes de zonas como las de Puerto Madero que cuentan con más respaldo para afrontar los conflictos que acarrea la profunda crisis económica, los establecimientos de barrios como Flores, Floresta y Villa Luro no corren con la misma suerte.