El periodista Diego Genoud contó los vínculos entre la inteligencia macrista y el narcotráfico. La causa por espionaje ilegal promete ser una bomba. 

La historia involucra a Sergio Rodríguez, un narcotraficante que operaba en el Gran Buenos Aires y reportaba a la Agencia Federal de Inteligencia macrista. El nombre clave: Gustavo Arribas, titular de la AFI e íntimo amigo de Mauricio Macri. 

Rodríguez fue detenido con armas, 8 kilos de cocaina y pruebas de persecución a políticos y periodistas. Además, tenía fotos de un explosivo que estalló en julio de 2018, en la casa de un ex funcionario radical. ¿La UCR? Silenzio stampa. 

Rodríguez trabajaba con hombres como Alan Ruiz, un ex SIDE que pasó a trabajar bajo las órdenes de Patricia Bullrich en el ministerio de Seguridad macrista. Total normalidad. 

La causa tiene todo para ser un escándalo porque no sólo involucra al narcotráfico (¿Y la guerra contra las mafias?) sino que entre las víctimas de espionaje ilegal estaban dirigentes del propio espacio como Larreta, Vidal, Santilli y Ritondo.