La resolución del Ministerio de Seguridad de Nación, firmada por Patricia Bullrich y apoyada por el presidente Mauricio Macri, sigue generando polémicas en los distintos ámbitos políticos e institucionales.

A pesar de que la provincia de Buenos rechazó la adhesión a la medida que brinda mayores libertades a las fuerzas de seguridad en el uso de armas de fuego, en uno de los municipios gobernado por Cambiemos se mostraron públicamente a favor de la “Doctrina Chocobar”.

El Secretario de Seguridad de Mar del Plata, Marcelo Lencina, sostuvo: “me parece algo favorable para la función policial. Estoy seguro que cuando un policía maneja un arma de fuego lo hace con responsabilidad”. Y completó: “Convengamos que el uso de armas de fuego usado en legítima defensa y dentro del marco legal es una herramienta que tiene la policía como último recurso”.

La resolución de Patricia Bullrich, que impulsa la “mano dura” en un contexto político y económico desfavorable para el gobierno, generó en las últimas semanas el rechazo del arco de la oposición. Incluso socios de la alianza Cambiemos, como la diputada nacional Elisa Carrió, salieron públicamente a criticar la medida y la tildaron de “fascista”.

Por lo pronto, el Ministro de Seguridad de María Eugenia Vidal, Cristian Ritondo, desestimó la aplicación dentro de la provincia de Buenos Aires del protocolo que le permite a las fuerzas de seguridad disparar armas de fuego por la espalda.