Tras su breve internación, por un dolor estomacal, el ex jugador de fútbol Diego Maradona expresó su principal deseo para 2019: "Lo único que le pido a Dios es que se vaya Macri", dijo en una conversación radial en la que le agradeció a todos los que se preocuparon por él.

Además, el crack aclaró que el estudio médico que se realizó "estaba planificado" y se refirió también a la política argentina, de cara al inicio de un año electoral. "No pasó nada, estoy perfecto, siempe están los estúpidos de siempre", siguió. 

Maradona viajará la semana que viene a Sinaloa, México, para seguir dirigendo al Dorados, equipo que milita en la segunda división de ese país. En 2018, llevó a ese equipo a la final de la competición, donde perdió y no pudo ascender.