El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, quien dio positivo de coronavirus el viernes pasado y permanece internado en el Hospital de Llavallol, recibirá una transfusión de plasma de pacientes recuperados de Covid-19, tras detectarse una disminución en su capacidad respiratoria como consecuencia de la enfermedad.

El equipo médico de la localidad que monitorea la salud del alcalde determinó activar el protocolo bonaerense, que prevé este tratamiento gracias a pacientes recuperados ante sintomatología respiratoria y otros síntomas asociados, principalmente en pacientes de riesgo.

Vale recordar, que Insaurralde padece además una insuficiencia renal y es asmático. En ese sentido, por una baja en la saturación de oxígeno confirmada por exámenes médicos, tomografía y estudios de laboratorio, se procederá a la transfusión.

Esta mañana, el parte médico informó que luego de su quinta noche de internación, el intendente "amaneció bien de ánimo" pero "continúa con episodios de fiebre que los médicos rápidamente logran controlar y le bajan la temperatura”.

“Al tener cuadros febriles no puede ser dado de alta", explicó una fuente con llegada al intendente. Días atrás, el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Federico Otermín, había señalado tenía “los malestares típicos del coronavirus".

Insaurralde, paciente de riesgo por tener un tipo de asma crónico y haber padecido una enfermedad oncológica, "está al tanto de todo, muy pendiente de la gestión y recibiendo el tiempo el amor de su familia y la gente de Lomas ", dijo Otermín.