El ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, dijo que este año se entregarán 30.000 viviendas a través de programas del Estado. “A fin de año vamos a estar construyendo más de 100.000 y entregando la vivienda 30.000”, señaló el ministro al participar de un encuentro virtual organizado por la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina (AmCham).

El ministro destacó que “a partir del programa de vivienda se van a generar 300.000 puestos de trabajo” de manera directa en la construcción, y detalló que el objetivo es que “a partir de 2024 se construyan 75.000 viviendas por año en Argentina” de modo que “en 15 años el problema del hábitat estará casi resuelto”.

Se refirió a los distintos programas del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat a través de los que se propone brindar soluciones, entre créditos personales e hipotecarios, que van desde el mejoramiento de la vivienda existente hasta viviendas nuevas en desarrollos urbanísticos.

En referencia a los programas Procrear y Casa Propia, el ministro afirmó que se continúa con la entrega de créditos y “esta semana se llegará a 12.000 argentinos que estarán construyendo su vivienda a tasa cero”.

Recordó que en la línea Casa Propia se modificó el límite mínimo para acceder al crédito que se redujo a un salario vital y móvil ($28.080), mientras que los requisitos anteriores contemplaban un piso mínimo de ingresos familiares de 2,4 salarios mínimos.

También destacó la importancia de la línea Casa Activa, a través de la cual -con una inversión superior a los $21 mil millones- se construirán 3.200 viviendas que se adjudicarán en comodato a mayores de 60 años.

Asimismo, el funcionario se refirió a la línea Habitar Comunidad para impulsar el acceso a la vivienda de la población rural y pueblos originarios en situación de vulnerabilidad socioeconómica, a mediante la construcción de viviendas, ampliación y refacción de las existentes e infraestructura básica.

Ferraresi valoró que se pueda contar “como herramienta financiera al Banco Hipotecario, ya que todos los recursos que se aplican al fideicomiso son fondos del Estado”, y observó que en su composición “no hay fondos del sistema financiero”.

También confió en que “el sector privado observa cómo se va dando lo público y pienso que en el corto plazo se va a dar” también el aporte privado, aunque hasta el momento “no hemos encontrado la posibilidad de que el sector financiero puedan aportar recursos a ese desarrollo”.