Siguen los problemas para el camarista ultramacrista Gustavo Hornos: durante una sesión virtual fue escrachado por dos colegas, quienes apagaron su cámara y micrófono mientras Hornos hablaba. El motivo: que el juez tiene una causa por violencia de género y el encuentro tenía que ver con el Día de la Mujer...

La denuncia que acumula Hornos proviene de su ex esposa por situaciones de violencia: la mujer aseguró que fue golpeada en diferentes partes del cuerpo, entre ellas, el cuello. Según la víctima pudo zafar gracias a la intervención de una de sus hijas. La causa fue cerrada por el juez de turno. 

No es el primer escándalo que envuelve a Hornos, que fue muy cuestionado por reunirse en varias oportunidades con Mauricio Macri en Casa Rosada, cuando era presidente argentino. Después de esas reuniones, Hornos sacó resoluciones contra dirigentes kirchneristas, entre ellos, Cristina Fernández de Kirchner. Lawfare al palo.