La empresa que proveé de agua y saneamiento en Capital Federal y 26 municipios del Gran Buenos Aires, AYSA, proyecta un tarifazo de 31,6% para los primeros cinco meses de 2019. En ese aspecto, propone que se incremente 17% a partir del 1 de enero y del 27% desde el 1 de mayo. Será un nuevo golpe a los bolsillos de los consumidores. 

El planteo será presentado en la audiencia pública del próximo jueves y según la firma la proyección incluye un aporte de $866 millones para cubrir la tarifa social por parte de la ciudad y la provincia de Buenos Aires. 

En 2016, ni bien asumió Mauricio Macri, AySA aplicó una suba del 300% en sus tarifas. En 2017, el nuevo incremento fue del 23%. Este año, la suba alcanzó entre el 26% y el 68%. Siguen las malas noticias para los usuarios de los servicios públicos.