Los legisladores opositores habían asegurado que no seguirían trabajando en en Congreso si no se terminaba la virtualidad. Insólito. La respuesta del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, no se hizo esperar. Les permitirá asistir a la Cámara Baja, si así lo quieren, y les pidió: "Tenemos que resolverle los problemas a la gente", afirmó.  

"La decisión es dejarle el recinto a los legisladores de Juntos por el Cambio que quieran hacer la sesión presencial", dijo en una entrevista con C5N.

El Frente de Todos, junto a bancadas provinciales, pidió una sesión especial virtual en la Cámara de Diputados para el próximo martes para debatir los proyectos sobre turismo y aumento de penas por pesca ilegal, pero Juntos por el Cambio advirtió que solo puede haber deliberación presencial al considerar que venció el protocolo de funcionamiento remoto y entonces sus miembros viajarán a Buenos Aires.

"Hay 470 mil trabajadores hoteleros, gastronómicos, de turismo y cultura, no les interesa el protocolo del Congreso. Les interesa que debatamos y saquemos leyes necesarias para darles herramientas que permitan enfrentar las dificultades de la pandemia", expresó Massa sobre la discusión sobre si sesionar presencial o virtualmente.

"Tengo el derecho a exigirle a Juntos por el Cambio que dejen gobernar al Presidente porque yo los dejé gobernar a ellos", insistió.

"A la oposición le pido que salga de la postura del bloqueo y que pase a la postura de la propuesta. Necesitamos una oposición que aporte, no que destruya. La sociedad va a valorarlo mucho", sostuvo.

Por último, defendió el proyecto de reforma judicial oficialista, que ya cuenta con media sanción del Senado: "Soy muy optimista en lo que podemos avanzar y aportar en el tema de la reforma judicial. Es muy importante y enriquecedor que este debate lo demos desde el Parlamento".