Macri sigue siendo protagonista de la campaña de Juntos por el Cambio y esta vez no solo insistió con su teoría sobre la deuda para decir que él se endeudó menos que el Gobierno de Alberto Fernández pese a haberle pedido el préstamo más grande de la historia al FMI y defaultearlo en 2 años.

“Es tremendo lo que estamos viviendo porque han sido un par de meses de mucho dolor y angustia por el desastre en el manejo de la pandemia, la cuarentena eterna, la pérdida del empleo la inseguridad", dijo Mauricio Macri y en consecuencia mandó una advertencia: "Va a haber un aire nuevo el lunes diciendo o cambian o se van a ir. En el tiempo se van a tener que ir. Han perdido el apoyo".

En diálogo radial, dijo que el próximo domingo "vamos a votar en las PASO que es una herramienta para decir basta. Y si nos encontramos con que una mayoría de argentinos va a decir basta eso va a generar una recuperación de la esperanza".

"Ya nadie confía en lo que dicen. Hablo del Presidente.  Antes se contradecía tres días después ahora se contradice el mismo día. Arrancaron con el Vacunatorio VIP, después con un decreto que era para nosotros mientras él estaba de fiesta. Todas estas cosas generaron mucho fastidio", cuestionó.

En esa línea, Macri reclamó: "Tenemos que volver a empezar a encontrar el camino para volver a crecer a estar en el mundo.  A decir la verdad. Esos valores que tuvimos en los cuatro años que estuvimos gobernando.”

“Fueron cuatro años en los que no pudimos hacer cosas y otras que hicimos muy bien. Teníamos otra cultura de poder. Se decía la verdad. La prensa no se sentía hostigada, ni los jueces, ni el vecino. Nos hicimos cargo de resolver las cosas y si no podíamos pedíamos disculpas”, argumentó.

Macri insistió con que en su mandato “intentaron prenderme fuego durante los cuatros años que goberné. Goberné e en minoría en todos lados. En el Congreso, con los gobernadores, con los movimientos sociales. Era todo el tiempo un bombardeo. Todo el día con una agresión permanente con un Estado tomado por el kirchenrismo  porque todas las oficinas estaban tomadas por militantes de ellos".

"Tienen una manera salvaje de ejercer la política y después por supuesto mentir. Hablan de la deuda. Si uno calcula la deuda por año que tomó cada uno, la expresidenta (Cristina Kirchner) tomó 17 mil millones de dólares de deuda, nosotros tomamos 12 mil millones. Y el actual en el primer año de gobierno tomó 33 mil millones. Y ahora va a tomar otros 27 mil millones", continuó sobre su teorema de la deuda.

"Y esto tiene que ver con algo muy simple. La deuda es hija del déficit. Nosotros recibimos un déficit monumental y lo transformamos en equilibro con mucho esfuerzo. Y a mucha gente no le gustó y eso explica también por qué perdimos”, concluyó Macri.

Fuente: Política Argentina