El presidente del Bloque del Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner, señaló este lunes que “es nuestra obligación construir futuro, pero para eso tenemos que construir el presente”.

En declaraciones formuladas a El Destape, uno de los referentes de La Cámpora se refirió a la importancia del tratamiento de la Ley de Etiquetado Frontal  que se discutira y votará este martes en la Cámara de Diputados.

Al referirse a los principales aspectos de la agenda parlamentaria, Máximo reclamó  responsabilidad a la oposición y responsabilidad en función del endeudamiento al que el macrismo sometió a la Argentina.

"La ley de etiquetado frontal es un buen ejemplo para demostrar que aún en medio de un proceso electoral los diferentes espacios políticos podemos avanzar con proyectos que benefician a la gente. Es una pena que algunos estén más preocupados por quedarse con la presidencia de la Cámara que en hacer cosas para la gente, no sorprende, es lo que hicieron cuando gobernaron”.

“Tenemos que seguir trabajando para recuperar los puestos de trabajo que se perdieron, mejorar el poder adquisitivo del salario, dinamizar la economía, lograr que sea un crecimiento simétrico, ayudar a los comerciantes, a la Pymes, incrementar el consumo permite mayor producción y genera demanda de empleo”, agregó.

En este sentido el diputado destacó que la Ley de Etiquetado le va a permitir a la población saber qué consume. “Es fundamental que nuestra gente pueda saber que consume, pero también hay que lograr que pueda comprarlo. Eso son los desafíos que tenemos por delante. Somos conscientes de que cuando cumplimos con una demanda, se generan dos nuevas, de eso se trata hacer política”.

Además, Kirchner se refirió a los vencimientos de Argentina con el FMI. “Cada dólar que se destine al pago de la deuda con el FMI, es un dólar menos para el pueblo. Se trata de menos recursos para salud, educación y el sector privado”. 

Al respecto cuestionó a los medios porteños que ayudan a “ocultar el daño profundo" que provocó el endeudamiento. “Son los mismos medios que instalan que soy anti empresario, es comodidad, y no permite debatir los temas a fondo. Nosotros tenemos una visión estratégica de país. Las decisiones de Cristina con Vaca Muerta, con la apertura de los laboratorios durante su gestión que hoy permiten avanzar con la producción de vacunas o lo que sucedió con las AFJP”.

“Esa visión estratégica implica tener en cuenta que Argentina se integre al mundo desde su identidad y sus necesidades, lo que implica contemplar las asimetrías económicas, sociales y culturales de nuestro pueblo. Es hora que los mercados asuman la existencia de la gente, en Argentina viven 46 millones de personas. Cualquier política que nos demos tiene que ser en el marco de la existencia y necesidades de los argentinos y argentinas”.