El diputado nacional Máximo Kirchner, brindó una entrevista a AM750 donde se refirió este domingo a la situación de la pandemia de coronavirus, y dijo al respecto que el país atraviesa "el momento de mayor disciplina, conducta y responsabilidad". Además, habló sobre la deuda externa y el rol del Fondo Monetario Internacional (FMI) e hizo declaraciones en dirección al caso de Facundo Astudillo Castro y el "sabor amargo" que le causó la actitud de un sector de la oposición. 

En primer lugar, Kirchner pidió a la población "empatía" en el marco de los cuidados para evitar la propagación del coronavirus. "Piensen en el personal de salud", dijo sobre uno de los sectores más afectados.

"Incluso con una vacuna en el horizonte, es el momento de mayor conducta, disciplina y responsabilidad para poner en valor el tiempo que nos dio haber comenzado con una cuarentena allá por el 20 de marzo", dijo el diputado en la misma línea.

Por otra parte, el presidente del bloque del Frente de Todos en Diputados aseguró que "el FMI no está en condiciones de imponerle nada a nadie", de cara a la negociación que el país tendrá con el organismo de crédito internacional.

"El Fondo no está en condiciones de imponerle nada a nadie. Tiene que hablar con el Presidente y con las autoridades argentinas. Ya demostramos que si a la Argentina la dejan decidir sus próximas políticas va a poder hacer frente a sus deudas", consideró Máximo Kirchner.

Asimismo, el diputado subrayó que el FMI "debería tener autocrítica" en lugar de buscar imponer condiciones. "Hay que discutir, pero sin condiciones, después de ese inmenso préstamo que en realidad era de 57 mil millones lo que tiene que tener el FMI es mucha autocrítica", lanzó.

En tanto, se refirió al gobierno de Mauricio Macri y remarcó que fue una apuesta del poder económico que "fracasó" y "las inversiones nunca llegaron". "Perdió el candidato del FMI", resumió.

En ese sentido, agregó que Mauricio Macri "No conocía a quiénes gobernaba, tenía una visión centralista, de 30 o 40 manzanas de la Ciudad de Buenos Aires y así fue el tamaño fracaso", sostuvo el diputado.

"Creo que en los últimos cuatro años aplicaron las ideas que el poder financiero y económico le decía a la ex presidenta y ahí están los resultados. Un endeudamiento feroz que no fue a hospitales, sino que se evaporó y ahora hay que afrontar", subrayó en declaraciones a AM 750.

En relación al caso de Facundo Astudillo Castro, el joven desaparecido hace más de tres meses, Máximo respaldó al Gobernador bonaerense y fue contundente: "Confío plenamente en Axel, lo conozco, sé cómo piensa, sé cómo actúa, sé de su decisión y creo que las palabras de él bastan para entender que este tipo de situaciones, gobierne quien gobierne, no deben suceder".

En el mismo sentido, agregó que, desde el Gobierno, "Se ha articulado todo para una búsqueda que se pueda dar de la manera más inteligente posible para tener justicia para sus familiares, para su madre. Dolores que uno no puede ni siquiera imaginar. Hay que tener mucho respeto", señaló.

En contrapartida, criticó la postura de "algunos sectores" de la oposición, que comparan el caso de Astudillo Castro con Santiago Maldonado. "Deja un sabor amargo", resaltó Kirchner, "Más cuando lo de Santiago ocurrió en medio de una represión en la Patagonia y todos sabemos cuál fue la reacción del gobierno y de los grandes medios. Primero tratar de ocultarlo, y después cuando no pudieron ocultarlo, mancillar la vida de Santiago", concluyó.