Durante la exposición en el Senado del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, para defender el presupuesto 2019 los senadores del PJ Miguel Pichetto (Río Negro) y José Mayans (Formosa), presidente y vicepresidente del Bloque Justicialista, se dijeron de todo. "No nos votaron para ser oficialistas", expresó el formoseño durante la exposición Pichetto. "Si no hubiera presupuesto, el Presidente los reconduciría a su antojo, pudiendo ajustar cuentas con algunos gobernadores", contestó el rionegrino.

El conflicto se inició mientras hablaba el senador Pichetto, cuando el rionegrino insistió en que “si bien es un presupuesto de emergencia, es importante tenerlo porque de lo contrario aumentaría la discrecionalidad” por parte del Poder Ejecutivo.

En contrapartida, minutos después Mayans tomó la palabra y comenzó su discurso manifestando su “respeto” por el jefe del Bloque Justicialista, pero aclarando que tiene una visión distinta a Pichetto, que “obviamente hace lo que puede”, disparó.

Luego, el formoseño lanzó una catarata de críticas al Gobierno, al que le recriminó que “le erraron un poquito con el presupuesto anterior” al no cumplirse ninguna meta, y lanzó que “el desempleo ya está por arriba del 11%” y que el Presupuesto 2019 “blanquea una deuda de 400 mil millones de dólares”.

También remarcó el reclamo de un grupo de gobernadores para restituir el Fondo Sojero, tras señalar que el Gobierno “se apropió de forma ilegal” de esa caja coparticipable "para poder castigar a las provincias", y apuntó contra Frigerio. “El ministro le dio instrucciones a los jefes de bancada para que llamen a sesión especial el miércoles que viene, para que no se pueda tratar el tema del Fondo Sojero, es una vergüenza”, lanzó el formoseño, luego de asegurar que hubo “aprietes” a gobernadores.

Acto seguido, Pichetto, jefe del Bloque Justicialista, pidió la palabra inmediatamente y respondió las acusaciones de su compañero de bloque: “No lo puedo dejar pasar. A mí nadie me dio ninguna instrucción. Llamar a sesión especial, por lo que he leído en algunos diarios, es una idea del oficialismo”. En el mismo tono, disparó: “Lo que pasa es que algunos quieren incendiar la pradera. Algunos gobernadores se compraron el traje cubano de la revolución”.

En ese momento, Mayans se sacó de quicio y empezó a gritar que él defiende los intereses de su provincia, lo que llevó a que el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Esteban Bullrich, de Cambiemos, a pedir orden al senador formoseño, en medio de un griterío.