La compleja situación sanitaria por la que atraviesa la Ciudad de Buenos Aires ante el rebrote del coronavirus no se encuentra en la agenda de la administración de Horacio Rodríguez Larreta que, en estos momentos, se encuentra concentrado en cómo torcer el brazo a los sindicatos docentes para comenzar el ciclo lectivo 2021 el 17 de febrero próximo.

En declaraciones ofrecidas al El Destape Radi, El médico del Hospital Tornú, Gabriel Rosenstein, señaló que “a este ritmo, indefectiblemente se va a empezar a saturar el sistema”.

El Doctor destacó que en los hospitales de la Ciudad “están reabriendo salas de COVID que se habían cerrado”.

Además, alertó que “con una circulación de virus alta, si se suman 1.200.000 personas a circular por las clases, esto va a seguir creciendo”.

“La Salud no aguanta. Nos están dejando solos”, denunció Rosenstein. Asimismo señaló que “tenemos la posibilidad de una segunda ola y el tema con las vacunas”, dijo, y fundamentó que “no se pueden intentar mejores resultados con la misma fórmula”.

Por otro lado, también habló de la necesidad de un registro de vacunación en CABA tal como se lleva adelante en provincia de Buenos Aires y señaló que “es necesario un registro voluntario de vacunación. Eso ayudaría a organizarse más rápidamente”

Rosenstein destacó que “hay más ansiedad por vacunarse que resistencia a la vacuna” y focalizó en que “tiene que programarse y planificarse mejor la vacunación”.

Además, el facultativo señaló que “tenemos en el resto del mundo un espejo que nos adelanta la realidad y seguimos negando la situación” y destacó que desde la Asamblea Permanente por la Salud presentaron “un petitorio buscando respuestas más efectivas”.