Finalmente, el empleado municipal y militante de Cambia Mendoza (Cambiemos local), Rodrigo Aznares, se entregó ante la policía luego de amenazar, gritar y destruir el auto de la candidata a concejala kirchnerista en Godoy Cruz, Gabriela Malinar.

El grave hecho de violencia política sucedió en una plaza del barrio Sarmiento cuando  la dirigente y un grupo de militantes del Frente Elegí (Frente de Todos de Mendoza) folleteaban el lugar. Pateando y arrojando piedras al Ford Ka, Aznares los  “invitó” a retirarse de la zona porque “acá Cristina no entra” aludiendo al departamento comandado por el radical Tadeo García Zalazar.

Desde la dirigencia macrista no repudiaron el hecho ni se solidarizaron con la militante kirchnerista agredida. Mirá el momento de la agresión (fuente: El Destape).