El Gobierno nacional incluyó en el proyecto de ampliación del Presupuesto nacional, que envió al Congreso, la unificación del IVA a la leche en 10,5%. Excepto unos pocos casos, la mayoría de las variedades de leches que se consume en Argentina paga IVA al 21%. De allí, la decisión de Casa Rosada, que busca bajar el impuesto para todas las variedades. 

"La mayor parte de la leche que se consume en la Argentina paga IVA al 21%", aclaró la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, en las redes, luego de la operación de los medios Clarín y La Nación, junto a los trolls macristas. "Todo lo contrario, porque estamos bajando el IVA", precisó la funcionaria.

Desde el Gobierno explicaron que la baja del IVA al 10,5% para las leches más consumidas le permitirá a los comercios volver a descargar crédito fiscal que habían acumulado en sus balances y que eso hará que se contenga el precio en las góndolas. Además, sostienen que se busca dar un tratamiento equitativo​, ya que para algunas leches que hoy no tienen la exención y están gravadas al 21%, se pasará a una alícuota de 10,5%.